Durante la comparecencia ante la Cámara de Diputados este miércoles de la secretaria de Gobernación (ministra de Interior), Olga sánchez Cordero, la diputada independiente Lucía Riojas tomó la palabra en la tribuna y se convirtió en la primera diputada en mostrar un porro ante los ojos del Congreso.

“Le traigo un regalo”, le dijo a Sánchez Cordero mientras sacaba un cigarro de marihuana y se lo extendía a la secretaría, quien recibió el gesto con una sonrisa y dio las gracias. “Ese va a ser el camino que nos ayude a construir la paz, regulemos el consumo de las drogas”, terminó diciendo la diputada mientras recibía los aplausos de algunos de los asistentes a la sesión.

“Lo que hice no es ilegal, es un símbolo para recordarle a la secretaria de Gobernación, quien hizo una propuesta para legalizar el consumo de algunas drogas, -cuando era senadora- que ese es el camino”, dice Riojas en entrevista telefónica con Verne.

La diputada, muy crítica desde la campaña electoral con la creación de la Guardia Nacional -un nuevo cuerpo militar al que el la administración de Lopez Obrador encargó la lucha contra el crimen organizado-, insiste en que el Gobierno no puede seguir la misma estrategia que tuvieron Felipe Calderón y Peña Nieto en la guerra contra las drogas y el narcotráfico para combatir la violencia.

“La legalización de las drogas no es la solución entera a la guerra en nuestro país, pero es una pieza de un rompecabezas grande que hay que armar para construir la paz”, explica Riojas.

“[Utilizar al] ejército, las fuerzas armadas, la Guardia Nacional, son lo mismo de siempre. Hemos visto que [la estrategia] no está funcionando y que apunta a que este año sea el más violento en nuestra historia moderna”, argumenta Riojas desde la Cámara de Diputados.

La diputada, sin partido político, considera necesario hablar ya de despenalizar el consumo de determinadas sustancias y ve una puerta abierta desde los amparos que firmó la Suprema Corte de Justicia para que determinadas personas puedan plantar y consumir marihuana. Desde 2017, el Congreso aprobó el uso medicinal y científico de la planta y el gobierno de López Obrador presentó una ley el año pasado para regularizar la producción, venta y el consumo de cannabis que según expertos consultados por EL PAIS, podría ser aprobada antes de que acabe el actual sexenio.

“Hace falta voluntad política de muchas personas. El debate sobre las drogas será una discusión álgida que nos llevará a muchos lugares pero es muy necesario para poder empezar a sanar las heridas de nuestro país”, dice Riojas.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

Nota completa << verne.elpais.com>>