Arturo Molina/La Voz de Michoacán

Morelia. Ante las bajas temperaturas que se han registrado en las últimas semanas, el campo michoacano no ha salido bien librado; cifras oficiales han revelado que al menos 2 mil 169 hectáreas de diferentes cultivos han sido seriamente afectados por el intenso frío de los últimos días de enero y los primeros del mes de febrero.

Se trata de los municipios de Vista Hermosa, Tingüindín, Tocumbo y Cotija, las que han presentado la mayor cantidad de hectáreas que serían consideradas como pérdida de continuar con las tendencias de las bajas temperaturas.

El pronóstico aún no es bueno. Si bien en las últimas horas los termómetros han marcado un aumento en la temperatura en todo el estado, los pronósticos climatológicos indican una nueva temporada de heladas que traerán consigo temperaturas bajo cero, hielo y en algunos casos granizo y lluvia.

Información de la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroalimentario (Sedrua) destaca que el costo de productos como el chile se ha incrementado hasta en un 40 por ciento en su valor por la afectación del clima. Entre otros cultivos, destacan las cañas, garbanzos y otro tipo de granizo en las diferentes regiones de la entidad.

La dependencia estatal señala que una de las demarcaciones con mayores afectaciones es Vista Hermosa, donde se han sumado un total de 247 hectáreas afectadas por el intenso frío. Son al menos 94 productores de cinco comunidades cercanas a la cabecera municipal los afectados, los cuales se especializan en cultivos de chile y garbanzo.

Sólo en el municipio de Cotija, el cultivo de caña de azúcar es uno de los más afectados por el temporal. El reporte que tiene la Sedrua respecto a la situación en la demarcación es que la superficie afectada se estima en mil 249 hectáreas, con 202 productores afectados de 7 comunidades.

En Tingüindín el cultivo más afectado también fue la caña de azúcar, en el cual se registraron al menos 339 hectáreas en dos comunidades y 60 productores por el temporal, en tanto el municipio de Tocumbo presenta daños similares.

Ha sido en la región de la Sierra Costa michoacana y la Sierra de Zitácuaro, al Oriente del estado, donde se han presentado los descensos más marcados de temperatura del estado, y en donde incluso ya se han registrado nevadas y heladas.

Por lo anterior, una vez que se recibieron los reportes de daño se trasladó personal de la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroalimentario y de cada uno de los municipios para supervisar los daños, y hace unos días personal de la aseguradora Agroasemex se presentó en las parcelas para validar la superficie dañada.

El titular de la Sedrua, Rubén Medina Niño, comentó que el seguro contra daños climatológicos en cultivos continúa vigente, por lo que se espera que se hagan las evaluaciones de las pérdidas y de las hectáreas dañadas para que se haga el trámite de reposición con los cientos de productores afectados.

Frentes fríos, a la mitad

Según el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional, para esta temporada se esperan al menos 50 frentes fríos, de los cuales se ha rebasado poco más de la mitad. Para este fin de semana se espera la entrada del frente número 35, el cual vendría acompañado de heladas y de lluvias con granizo.

El reporte de la Comisión Nacional del Agua indica que febrero sería el mes con mayor cantidad de frentes fríos, con un total de 7 fenómeno de esta naturaleza, 2 más que en el resto de los meses del año. Asimismo, se espera que esta tendencia de clima frío se disipe, al menos hasta el mes de mayo.

Campo, protegido

El gobierno de Michoacán cuenta con un seguro por daños catastróficos que cubre un total de 933 mil hectáreas aseguradas, el cual, además de hectáreas de cultivos de granos y frutales, protege a las cabezas de ganado, embarcaciones pesqueras, granjas acuícolas y unidades apícolas que, a decir de la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroalimentario, son las actividades que más se afectan por el temporal.

Esta cobertura pretende resarcir en diferentes rangos a los productores que resulten afectados por efecto de desastres naturales, en las que se incluyen las granizadas, las inundaciones y las heladas.

El seguro aplica para cultivos cíclicos, como maíz y sorgo, así como de hortalizas y cultivos perennes como frutales y otros. Siendo las indemnizaciones de mil 500 pesos por hectárea en cultivos básicos y de 2 mil 500 por hectárea de cultivos perennes y frutales.

Si bien el frío ha cobrado miles de hectáreas en daños, son las lluvias, inundaciones y sequías los fenómenos meteorológicos que más afectan a los distintos tipos de cultivos con los que cuenta el estado de Michoacán. Sólo en un año se han contabilizado más de 70 mil hectáreas afectadas, principalmente de cultivos como el maíz y el sorgo.

Nota completa << www.lavozdemichoacan.com.mx>>