La economía mexicana no verá una tasa de crecimiento de 2% ni en el año 2020. De acuerdo con expertos del Banco Mundial (BM), el PIB de México apenas conseguirá un avance de 0.6% en 2019, y de 1.5% el año entrante.

Ambos pronósticos incorporan importantes recortes desde los estimados por el organismo en julio. Hace apenas dos meses, los expertos del Banco Mundial estimaban que era viable que el Producto Interno Bruto (PIB) consiguiera un crecimiento de 1.7% en 2019.

Ahora, con diez meses del año transcurridos y datos del PIB semestral, indicadores de inversión, consumo y exportaciones, advierten que no hay elementos para mantener esa tasa estimada y la recortaron en 1.1 puntos.

Para 2020, consideraban posible que la economía mexicana consiguiera una expansión de 2%; esta previsión también sufrió un recorte, de 5 décimas de punto, al advertir una posible desaceleración mundial, donde prevalece la incertidumbre a partir de eventos determinantes, como una moderación mayor del comercio.

Desaceleración autoinflingida

Al interior del Informe Semestral de la Oficina del Economista Jefe del BM para América Latina y el Caribe, detallaron que algunos países les sigue yendo bien, pero las economías más grandes de la región han enfrentado recesión, inestabilidad macroeconómica o desaceleración del crecimiento.

"Sería tentador atribuir el lento crecimiento de la región a un entorno externo menos propicio. Sin embargo, en general, la desaceleración parece más autoinflingida que importada", dijo.

"Una respuesta tímida de las exportaciones limita la posibilidad de crecer a través de la demanda externa, al mismo tiempo que el espacio fiscal limitado deja poco lugar para estimular la demanda interna", indicó.

En el reporte, lanzado desde la sede del Banco, en Washington D.C, los expertos del organismo advierten que estas perspectivas podrían deteriorarse aún más si el entorno internacional se volviera menos propicio. Esto, a partir de una mayor desaceleración de la Unión Europea, de Estados Unidos o de China.

Estancados, con Brasil, Argentina y México de anclas

En este informe, lanzado a una semana del inicio de las Reuniones Anuales del Banco Mundial donde asisten representantes de sus 198 países miembros, pronostica que la economía regional, incluida Venezuela, registrará este año cero crecimiento. Excluyendo a aquél país sudamericano que enfrenta una crisis económica, política y social persistente y completa un lustro en recesión, la actividad económica regional sería de 0.8% este 2019.

El reporte, dedicado este año a la integración comercial como camino al desarrollo, explican que la región de América Latina y el Caribe ha vuelto a entrar en una nueva fase de "desempeño deslucido". Esto indica que la región vive perspectivas que "no son particularmente alentadoras".

Para Brasil, anticipa una expansión de 0.9% este año y de 2% para 2020. Mientras Argentina hilará dos años consecutivos en contracción, este 2019 de 3.1% y el próximo también sufrirá una caída de 1.2 por ciento.

La economía más dinámica de la región sería Dominica, con una expansión de 9.6% este año, que desacelerará hasta 4.9% en 2020. Sin embargo, su aportación al PIB es tan baja (menos del 10%), que no puede ser suficiente para ser motor de desarrollo regional.

El informe será la base de discusión para las Reuniones Anuales de la membresía que estará por espacio de cinco días, dialogando en Washington la semana entrante.

[email protected]

kg

Nota completa << www.eleconomista.com.mx>>