Morelia, Michoacán,  a 12 de Abril de 2019.-  La Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) otorga un 75.12 por ciento a nivel global, respecto al cumplimiento de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, derivado del Programa de Supervisión a los Albergues Escolares Rurales y las Casas Escuela de la Secretaría de Educación en Michoacán.

En términos generales el organismo detectó deficiencias en los rubros de atención médica,  insuficiente infraestructura y falta de personal, pocos espacios físicos y materiales para el sano esparcimiento; además de abandono y descuido familiar en perjuicio de las niñas, niños y adolescentes que son atendidos en estos espacios.

Paradójicamente en el derecho a la educación se obtuvo apenas en 60.4% de cumplimiento, siendo que es el objetivo primordial de estos espacios brindar las condiciones que permitan a las niñas, niños y adolescentes albergados asistir a la escuela. En tanto el de mayor porcentaje fue derecho a la seguridad jurídica y al debido proceso con un cumplimiento del 91.46%.

De los resultados obtenidos y la evaluación realizada este organismo emite seis propuestas dirigidas a la Secretaría de Educación y a la Secretaría de Salud en la entidad, para garantizar el pleno goce de los derechos fundamentales de las niñas, niños y adolescentes que por su condición de marginación y pobreza son albergados en estos espacios, que a la vez constituyen, en muchos casos, su única posibilidad para poder cursar la primaria y/o secundaria.

Por instrucción del Ombudsman michoacano, Víctor Manuel Serrato Lozano, el Programa de Supervisión a los Albergues Escolares Rurales y las Casas Escuela de la Secretaría de Educación en Michoacán se realizó para conocer la situación que guardan los menores que asisten a recibir la educación básica y coadyuvar a garantizar los cuidados y asistencia especial, para su protección, desarrollo y supervivencia.

La revisión se implementó en 30 de las 54 instituciones que se localizan en los municipios de Ario de Rosales, Arteaga, Carácuaro, Charo, Epitacio Huerta, Jungapeo, Lázaro Cárdenas, Madero, Maravatío, Morelia, Nocupétaro, Paracho, Salvador Escalante, San Juan Nuevo Parangaricutiro, San Lucas, Susupuato, Tacámbaro, Tancítaro, Tiquicheo, Tuzantla, Tzitzio y Zinapécuaro.

Se evaluaron cinco derechos básicos: el derecho a vivir en condiciones de bienestar y a un sano desarrollo; de acceso a una vida libre de violencia y a la integridad personal; a la educación; al descanso y esparcimiento; así como a la seguridad juíridica y debido proceso; tomando como marco jurídico de referencia la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Convención sobre los Derechos del Niño, la Ley General y la de Michoacán de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes:

Resultados por derecho evaluado:

-El derecho a la seguridad jurídica y al debido proceso obtuvo un cumplimiento del 91.46%, siendo el que mayor porcentaje registró. En este rubro se encontraron deficiencias en reglamentos, normas y mecanismos de apoyo; en expedientes académicos, programa operativo anual y un acervo documental que brinden certeza de los actos dentro de las instituciones.

-El derecho al acceso a una vida libre de violencia y a la integridad personal obtuvo el 87.20% de cumplimiento, sin embargo se advirtieron serios riesgos para el libre desarrollo de la personalidad de las niñas, niños y adolescentes, al identificar que más de un 13% duermen con algún compañero en la misma cama, en más del 7% lo hacen con personas o con menores del sexo opuesto, por indicaciones de una autoridad; lo que puede derivar incluso en situaciones de abusos físicos y sexuales.

-El derecho a vivir en condiciones de bienestar y a un sano desarrollo integral registró un cumplimiento del 70.89%, encontrando carencias en actividades que permitan enriquecer el aprendizaje; la falta de higiene y malas condiciones de los sanitarios y regaderas; ausencia de extinguidores de salidas de emergencia, la falta de botiquín de primeros auxilios y de botiquín de primeros auxilios.

-El derecho al descanso y al esparcimiento alcanzó apenas el 68.55% de cumplimiento, observando con preocupación que en más de 85% de los albergues escolares y casas escuela no realizan actividades recreativas dentro de la institución y más del 41% tampoco lo hacen fuera de esta.

-El derecho a la educación obtuvo un 60.4% de cumplimiento, siendo el de menor porcentaje; a pesar de que todos los usuarios tienen acceso a la educación, se detectó la falta de programas productivos en más del 73% de las instituciones como: apiario, siembra y otros oficios que abonen a generar aprendizaje, según sus circunstancias específicas de carácter socioeconómico.

Derivado de los resultados obtenidos la CEDH hace seis propuestas dirigidas a:

A la Secretaría de Educación para que:

1.-Realice los trámites pertinentes a efecto de restaurar, dar mantenimiento y adecuar todos los espacios de los inmuebles que ocupan los albergues y casas escuela en el estado, ya que el 80% de los mismos tienen más de 15 años de construidos.

2.-Capacite a los servidores públicos, directores de las Unidades Regionales de Educación Popular, directores de los Centros Educativos Asistenciales, tutores y demás personal de las instituciones para replantear los procesos de aprendizaje significativo.

3.-Formule protocolos de atención para los casos de violencia escolar, agresiones físicas o psicológicas o de cualquier otra índole, así como establecer lineamientos para el cuidado y debida protección y seguridad integral de los menores bajo el cuidado de la autoridad.

4.-Gestione y destine el recurso necesario a fin de que los albergues escolares rurales y casas-escuela puedan realizar actividades recreativas dentro y fuera de las instituciones.

A la Secretaría de Salud en Michoacán para que:

5.-Gestione las estrategias administrativas correspondientes a efecto de que en cada uno de los citados albergues se brinde protección, en sus vertientes de prevención correctiva y de rehabilitación, a la salud de los menores y sus familias, máxime que muchos de ellos son procedentes de municipios y comunidades alejadas.

6.-Realice campañas de salud de manera continua en los albergues y casas escuela, orientadas a atender los principios básicos de salud, nutrición y prevención de accidentes, además de desarrollar los protocolos de prevención y orientación sexual para niñas, niños y adolescentes.

Por lo anterior este organismo hace un atento llamado a las autoridades competentes para atender las necesidades que el Programa de Supervisión de los Albergues Escolares Rurales y Casas Escuela de la Secretaría de Educación en Michoacán, arroja como prioritarias, y observa que es urgente evaluar la aplicación de los recursos que les son destinados, de tal manera que para ofrecer este servicio público, debe impedirse cualquier tipo de violencia y abuso hacia las niñas, niños y adolescentes, permitiendo que todas las medidas tendientes al efectivo respeto, goce y ejercicio de sus derechos sean ejecutadas de manera prioritaria.  

Nota completa << www.noventagrados.com.mx>>